MIGUEL RIQUELME

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís acudió de nueva cuenta a las instalaciones para supervisar las medidas desarrolladas Foto Especial

A más de 24 horas del derrumbe en una mina de arrastre en la comunidad de Rancherías, continúan las acciones intensivas de los tres órdenes de Gobierno, que realizan labores de desagüe que permitan el ingreso de cuerpos de rescate al lugar, donde aún permanecen 6 trabajadores.

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís acudió de nueva cuenta a las instalaciones para supervisar las medidas desarrolladas por personal de las diferentes instancias de Gobierno, con la colaboración de empresas mineras de la Región Carbonífera.

El Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Gobierno y la Dirección de Protección Civil, coadyuva con autoridades locales y federales, por lo que se mantiene el bombeo de la mina, informó la Secretaria del Trabajo del Estado, Nazira Zogby Castro.

Expresó que paralelamente se está brindando atención a las familias de los trabajadores, a quienes las autoridades correspondientes brindan la información necesaria.

La titular de la dependencia estatal dialoga periódicamente con ellos para informarles de los avances de los trabajos, junto con autoridades de la Secretaría de Economía Federal.

Se dio a conocer que se trasladan 100 pilotes para ademar 15 metros más, lo que permitirá un mayor avance, con una segunda bomba de mayor dimensión para la extracción de agua.

La Secretaria del Trabajo agregó que el Gobierno del Estado permanece al pendiente de las familias y colabora en facilitar las operaciones en el área donde se suscitó el accidente.