Luego de cuatro intentos que fracasaron, SpaceX de Elon Musk ha conseguido aterrizar con éxito el prototipo SN15 de la Starship

Con esta prueba se avanza en el objetivo del desarrollo del prototipo para aterrizar de una sola pieza de vuelta en la superficie terrestre y después llevar tripulación a la Luna.

Tras realizar un vuelo de prueba de gran altitud, la nave interplanetaria realizó su maniobra de caída en horizontal tras apagar motores. 

Justo antes de llegar a tierra, activó los motores y se posicionó en vertical para aterrizar suavemente, lo que los otros prototipos no lograron realizar.

Si bien se produjo un pequeño incendio cerca de la base del cohete tras aterrizar, se extinguió pronto y según SpaceX, no se trató de algo inusual debido a la cantidad de metano utilizado. 

La Starship está pensada y diseñada para ser un sistema de cohetes con la capacidad de llevar una gran tripulación y hasta 100 toneladas de carga a la Luna o a Marte en más de una ocasión. 

El objetivo es crear un cohete de 120 metros de altura y nueve metros de ancho. Por ahora es sólo la mitad de lo que medirá, la otra mitad será un refuerzo que le ayudará a impulsarse fuera de la Tierra para luego volver al suelo.

Mientras tanto ya existe un contrato para viajar a la Luna. El multimillonario japonés Yusaku Maezawa sortea ocho lugares gratis para acompañarlo en su travesía abordo de la Starship de Elon Musk.

NRT México, Cobertura Total 360°