Al grito de

Al grito de "No fue un accidente, fue el Estado" y "La Negligencia y la Corrupción no son Accidentes", dejaron en claro que rechazaron las versiones de las autoridades capitalinas Foto especial.

En la Ciudad de México, un grupo de al menos 100 personas marcharon desde la estación Periférico Oriente hasta la estación Olivos, lugar donde se desplomó la Línea 12 del Metro, para exigir justicia tras el terrible accidente donde murieron 24 personas y 79 resultaron heridas.

Al grito de “No fue un accidente, fue el Estado”, dejaron en claro que rechazaron las versiones de las autoridades capitalinas que señalaban que previo a la tragedia no había ninguna falla en el paso elevado de la Línea 12.

Decenas capitalinos alegaron que sí había fallas en ese tramo y fueron denunciadas por años, sin embargo, las jefes de la ciudad nunca hicieron caso.

NRT México, Cobertura Total 360°