"No les importó que fuéramos mujeres, me pagaron con un martillo", dice mujer policía herida por feministas Foto especial.

Tras las manifestaciones del 23 de septiembre en la Ciudad de México, donde varios colectivos feministas se dieron cita para protestar en pro del aborto, las Ateneas, mujeres policías de la capital resultaron lastimadas y ofendidas por quienes se dicen luchar por los derechos de las mujeres del país.

“Fue la manifestación con agresiones más directas hacia nosotras, a ellas no les importó que fuéramos mujeres y atacarnos de esa forma cuando dicen ser defensoras de nosotras. Nos aventaron directamente bombas molotov y me pegaron con un martillo, no les importa pegarte en la cabeza, lo bueno que llevaba casco”, platicó Guadalupe Hernández, Subdirectora de Policía Ambiental, destacamento que forma parte del Grupo Ateneas, encargado de resguardar la marcha.

Durante las manifestaciones, más de 500 uniformadas fueron desplegadas en el centro de la ciudad cerca del Monumento a la Revolución, a fin de resguardar la seguridad de los transeúntes, sin embargo, las feministas comenzaron a lanzar bombas molotov.

La Subdirectora de Faunos, indicativo de la Policía Ambiental,  terminó con los tendones de la mano derecha inflamados y aunque se la inmovilizaron para que sanara, ayer estaba lista para el arribo de los colectivos feministas a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), pero no llegaron.

“Sólo pedimos que marchen en paz y al margen del respeto, nos lastiman y agredan sin razón. Lo único que nos queda es protegernos, pero no merecemos la forma en la que nos agreden”, dijo.

Gabriela Torres Sánchez, Subdirectora del Agrupamiento Femenil Ateneas, consideró que la presencia de las policías mujeres durante las marchas es la manera de apoyar, acompañar y proteger a las feministas.

“Ellas quieren hacer lo que ellas dicen, romper, abrir, correr… y cuando no se les permite es cuando ellas agreden más. Nunca paró la agresión”, comenta.

“La agresión comenzó de manera directa con una bomba molotov, con la que se incendiaron aproximadamente 10 elementos y tuvimos que actuar para resguardar la integridad de nosotras y de ellas mismas”, recordó la Jefa Atenea.

Los colectivos feministas a su paso lanzaron gases, pinturas, patadas y agresiones verbales a las agentes que no llevan ningún tipo de arma, pues su función sólo es contener y no aprehender a quienes se manifiestan.

Las Ateneas durante las manifestaciones se limitaron a proteger los civiles que pasaban por el lugar, incluso, auxiliaron a manifestantes que resultaron quemadas con las bombas que lanzaron contra la policías.

“No entendemos el movimiento que ellas tienen, está rebasado en agresiones y en hacer destrucción a su paso. Lo único que hicieron fue agredir, romper vidrios, golpear a compañeras que también son mujeres, mamás, que terminando su turno son un civil más que lucha todos los días”, agregó.

“Es por convicción que estamos aquí, nosotras tenemos un amor a la camiseta, somos mujeres luchando de este lado, luchando por el seguir dignificando a la mujer. Tratamos de no decaer, el apoyo entre nosotras mismas nos levanta y nos vuelve a levantar”, compartió la Jefa Atenea.

Te puede interesar: “Hija de la chingada”; insultan a diputada de Morena en sesión virtual